Etiquetas

, , , , , , , ,

El día 8 de marzo del 2007 se celebro el día internacional de la mujer, el discurso nacional fue “…las mujeres se encuentran en igualdad de condiciones laborales con los hombres”. Yo quiero mostrarles la investigación de campo realizada el año 2006 en Caleta San Pedro, comuna de La Serena, IV región, Chile, donde se puede observar por medio de las fotografías, que la igualdad de condiciones depende del contexto de trabajo. Un caso diametralmente diferente, es el de las macheras de Caleta San Pedro, que trabajan hace años en igualdad de condiciones con los hombres, acarreando el desmedro fisiológico, debido al trabajo en el mar. Sumado a que  ellas mantienen el hogar como madres, educadoras y sustentadoras trae mayor desgaste. Además cuantitativamente los ingresos son mínimos y no alcanza para beneficios de salud y pensiones a largo plazo.

Las mujeres de la Caleta San Pedro no son recordadas, ni tampoco mencionadas, en el ámbito local y en el ámbito nacional. Ellas llevan mucho tiempo haciendo este trabajo y “paran la hoya”, en igualdad de condiciones que sus pares, los hombres. Sin embargo no tendrán las mismas garantías de vejez que otras mujeres, dado el desgaste corporal. Así, la igualdad de condiciones no es proporcional a la equidad de derechos en nuestro entorno.

Reseña

La comunidad de Caleta San Pedro, está vinculada desde sus inicios a los productos del mar, aun cuando es la única caleta en la comuna, la localidad no posee CALETA, solo el nombre la diferencia. Estando tan cerca de la cuidad, parece ser un pueblo rural mas, por su paupérrimo plan urbanístico. La fuente de trabajo es principalmente la extracción del producto macha, la gastronomía, y el trabajo de temporero.

El trabajo de extracción está a cargo del gremio, donde de 148 integrantes aprox. Hay 35 mujeres, socias activas, las cuales en condiciones semejantes a los hombres, sustentan sus hogares con la cuota diaria de la extracción del producto MACHA.

Labor influida por las mareas, estaciones y condiciones climáticas, generando extremas condiciones de trabajo, con temperaturas bajas, humedad ambiental alta, horarios extremos, lo que se ve influenciado por la vestimenta de las macheras, en algunos casos es adecuado (buzos de neopreno), pero en su gran mayoría, es vestimenta común con chalecos de lana y gorra de baño o de lana.

El trabajo depende de la marea, se accede al punto de trabajo por medio de camiones por la playa, unos Km hacia el norte de la localidad, descargan y se visten, entran al agua y disponen de una hora o más aprox. para completar la cuota, (cuota: es la medida que deben cumplir por integrante, para completar el pedido comercializado) luego la cargan hasta el camión. Después a cambiarse entre las dunas y abrigar el cuerpo, al camión de vuelta a la localidad a escoger las machas (por tamaño y color), si la cuota no está completa eso bajara el pago individual al terminar la semana. Las mujeres deben reponer el cuerpo y continuar con la actividad hogareña, preparar los alimentos, hacer aseo, ordenar, lavar… La edad promedio de las mujeres macheras es de 35 a 55 años, con carga familiar.

El sueldo dependerá de las cuotas semanales varían de 15 a 40 mil pesos (aprox.) semanales, siempre que se cumplan las condiciones, debe existir un pedido (comerciante), lograr la extracción de la cuota y obtener un buen precio por la venta a granel.

Cada integrante debe resistir las enfermedades típicas por las condiciones de trabajo reumatismo, resfrió, sinusitis, problemas auditivos,  entre otros los cuales los imposibilitan de trabajar.

Anuncios