Etiquetas

, , , , , , ,

Les comparto la experiencia de desarrollar el proyecto “Mujeres de Arcilla Foto etnografía de la mujer trabajadora rural de la provincia de Elqui”. Este proyecto fue desarrollado con el financiamiento del FONDART regional 2008.

Es una propuesta visual se ha formulado desde la necesidad de valorar el entono social de género rural, del la Provincia de Elqui, identificando la diversidad de mujeres que participan en la productividad regional desde el ámbito micro, hasta la influencia que ella genera, en los sistemas de macro producción.

Fundamento

La mujer desempeña variados roles, madre educadora, esposa, los cuales no son valorados al considerar una ocupación o trabajo. La participación laboral de género ha aumentado en el último años en Chile, en el sector rural actualmente la mujer tiene mayor participación económica, lo cual incide directamente en el desarrollo local. Este aumento se ha visto influenciado por las nuevas oportunidades de desarrollo y globalización, donde han optado a opciones estatales de educación y talleres de emprendimiento.

La ocupación en el entorno rural responde principalmente a la necesidad de sostener económica y alimentaría al grupo familiar, así el rubro de esta actividad laboral está determinado por el sector geográfico y la materia primas existentes.

En la IV región el índice de rural es alto, en un porcentaje significativo a nivel nacional, aun cuando la migración a la urbe también ha incrementado. Si se considera que el ámbito rural tiene un factor común “carencia” en el ámbito salud, educación, servicios básicos, vialidad, entre otros, entonces en forma relativa la pobreza es mayor en el ámbito rural que en el urbano. Por esto cada mujer genera un cambio en el paradigma sectorial adecuándose a las limitantes del entono generando posibilidades de sustento trascendente.

La mujer trabajadora rural es flexible, tenaz, sostenedora, persistente, características conceptuales, que tienen afinidad con la arcilla, material noble se caracteriza por adquirir plasticidad al ser mezclada con agua, y también sonoridad y dureza al calentarla (por encima de 800º C). La cerámica es el resultado último del proceso, construido con un fin, estético o utilitario. Esto se asemeja las destrezas, experiencias y habilidades de estas mujeres, situadas en el ámbito rural con limitaciones y aflicciones propias del ambiente, generando el paralelo con el polvo de arcilla, material disponible en ámbito natural, de fácil acceso y fundamental componente de una tierra fértil.

Fotografía: Angélica Araya Arriagada, ver mas

Anuncios